turistas chinos | españachina.es

turistas chinos | españachina.es

España ha conseguido atraer un 33% más de turistas chinos de enero a octubre con respecto al mismo periodo del año pasado, registrando 203.400 viajeros procedentes de este país, con un gasto medio de 2.040 euros por turista, un 8,4% más que las cifras registradas en 2012, el doble en comparación con el gasto depositado por los alemanes.

Así lo ha revelado la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Borrego, al inaugurar este jueves la jornada técnica que, bajo el título ‘Las claves de competitividad para el turismo chino’, analizará los retos para tratar de acercar al sector turístico español a las necesidades del mercado de este país.

China será en 2020 el principal mercado emisor de turistas a nivel mundial, según los datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT), con más de 100 desplazamientos turísticos previstos.

El mercado chino ha incrementado ocho veces el número de visitantes emitidos al año, al pasar de mover 10 millones en el año 2000 a 80 millones en 2012, erigiéndose como el líder en gasto de turismo internacional el año pasado, superando a potencias como Estados Unidos, según afirmó la directora general de Turespaña, Marta Blanco.

Cifras que avalan el “indiscutible potencial de este país como mercado emisor” y que le consolidan como el mercado “más emergente y prometedor del mundo”, en palabras de Borrego.

No obstante, solo un 2,8% viajó a lugares europeos, de los cuales unos 177.000 turistas acudieron a nuestro país. A pesar de superar el 20% anual de crecimiento habitual en este mercado en España desde 2010, expertos del sector consideran que es «insuficiente» y que todavía queda mucho camino por recorrer.

La conectividad aérea, la clave

Por ello, resulta fundamental conocer a fondo este mercado y adaptar la oferta turística a este tipo de viajeros, “para ser más competitivos y rentables”, indicó Borrego.

En este sentido, ha destacado el esfuerzo del Gobierno a la hora de fomentar la entrada de este tipo de turismo a través de la mejora de la conectividad aérea y la agilización de visados.

Sin embargo, según Blanco, todavía hay que mejorar estos dos aspectos y asumir retos como la innovación y segmentación de la oferta mayorista.

Actualmente, España solo cuenta con una ruta directa hacia el país chino, operada por la aerolínea Air China con cuatro frecuencias semanales, aunque existen otras conexiones con escalas.

Al respecto, el director general del hotel Meliá Castilla, Ramón Vidal, coincidió en señalar la conectividad como uno de los “factores clave”, considerando que el AVE entre Francia y España ayudará a situar a nuestro país dentro del circuito europeo en el que se mueven los turistas de China.

Además del potencial en gasto, este mercado ayudará a desestacionalizar la oferta turística española, ya que los turistas chinos no se sienten especialmente atraídos por el turismo de ‘sol y playa’ sino que se decantan más por el ocio cultural, el medio ambiente y las compras.

Estrategia de “achinamiento”

Para el presidente de China Marketing Center, Manuel Monasterio, resulta necesario adoptar la estrategia de ‘achinamiento’, es decir, un “guiño cultural con el que posicionarse con éxito en la mente del ‘target’ del chino”.

“Si queréis atraer turistas chinos en España debe estar muy preparada y conocer las preferencias de estos viajeros para captar su atención”, recomendó la presidenta de la Asociación de Empresarios Chinos de Andalucía, Leticia Chen, tras instar a la unión de las empresas del sector español a la hora de adaptar su oferta para atraer a este mercado.

España es el cuarto país más competitivo del mundo desde el punto de vista turístico según el estudio ‘Travel and Turism Competitive Index’ elaborado por el World Economic Forum y prevé ser el tercero en cuanto a recepción de turistas internacionales al cierre de 2013, tal y como señaló Borrego.

En cuanto al mercado chino, nuestro país se sitúa en el quinto lugar entre los países preferidos por estos turistas, los cuales tienen en cuenta aspectos como la seguridad, el entorno, el precio y la oferta cultural, según refleja un estudio realizado por Turespaña.

Por tanto, “el posicionamiento competitivo no sería un problema”, defendió Blanco, ya que España cumpliría esos requisitos demandados al 100%. En opinión, del director residente del Hotel Barceló Renacimiento de Sevilla, Alberto Segura, aún quedaría “asignaturas pendientes”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *