Comprar una casa en Madrid o Barcelona es 10 veces más barato que hacerlo en ciudades como Pekín y en Shanghai, Además, si adquieren inmuebles por más de 500.000 euros, estos inversores chinos pueden conseguir un permiso de residencia.

Fragmento del programa Equipo de Investigación de La Sexta:

http://españachina.es/?from=fb090119&cnc=3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *