El turismo chino está en crecimiento, y Europa es uno de sus principales destinos. Prefiriendo a Italia, Francia y Reino Unido.  España, cada vez más buscada aumentando significativamente el número de visitantes cada año.

Fuente: https://jingdaily.com/chinese-tourists-behavior-improving-study-chinese-tourism-authority-finds/

El crecimiento del turismo chino es notable a nivel mundial. Con la vista puesta en 2020, se espera que se sobrepasen los 200 millones de turistas. Con motivo de estas expectativas, los principales organismos públicos y asociaciones turísticas españolas y del resto de Europa, tienen el foco puesto en el gran mercado potencial que es el turismo chino.

El comienzo del Año del Turismo Unión Europea-China, que se celebró en Venecia recientemente, dio comienzo a un programa financiado por la Comisión Europea que amplía la cooperación entre la Unión Europea y el gigante asiático con expectativas de aumentar el flujo del turismo en las dos áreas económicas. En el evento, Elzbieta Bienkowska, comisaria europea de Industria y Mercado Interior, animó a desarrollar planes para atraer al turismo chino. Citando como ejemplo la generación de riqueza que supondría un incremento del 10% en el número de visitantes, aumentando los ingresos en mil millones de euros.

Según la academia de turismo de China en 2017, cas 14 millones de turistas procedentes de China visitaron la Unión Europea, la intención es de incrementar esa cifra significativamente.

Italia es el país preferido para los turistas chinas, recibiendo más de 3 millones de visitantes por año, España recibe setecientos mil turistas, a pesar de ser una cifra modesta, mirando datos de años anteriores, la cifra se ha triplicado con respecto a el número de visitantes de hace cinco años, como señala la Asociación Turismo España China (ATEC).

El turismo chino busca una mezcla que cubra inquietudes culturales y además saciar su hambre consumista. Busca nuevas experiencias a través de la gastronomía y las costumbres del país. España tiene un potencial clave para atraer a este público. Hay que tener en cuenta que el turismo chino es propenso a viajar en los meses de enero y febrero coincidiendo con las vacaciones del Año Nuevo Chino, además que a principios de octubre, por las vacaciones por el Día Nacional, fechas de ocupación baja.

Debemos analizar el desembolso medio del turista chino, que gasta más de 2500 euros de media, frente a los 750 del conjunto de extranjeros.

No hay dudas de que por estacionalidad, como por rendimiento económico, el turismo chino es estratégico para España, esto se plasma en el creciente interés y el aumento de números de planes que preparan los organismos y empresas del sector.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *