China crea la red ferroviaria más larga del mundo, desde la ciudad china de Yiwu hasta Madrid, con 13.000 km. Las instituciones y empresas de China y España la han bautizado como “la nueva ruta de la seda”.

La nueva ruta de la seda: tren

politica.elpais.com

La nueva ruta de la seda llega a 60 países y aúna la ruta terrestre, por ferrocarril, con una ruta marítima. Logra conectar a China con Europa a través de Asia Sur-Oriental, Asia Central y Oriente Medio. La nueva ruta de la seda es la tercera ruta ferroviaria que enlaza China con Europa, las otras dos las une por Alemania, y la primera que lo hace con España.

En la nueva ruta de la seda se puede encontrar el 75 por ciento de las reservas de energías conocidas, afecta a un 70 por ciento de la población mundial y se genera un 55 por ciento del PIB mundial. Se podría resumir como una ambiciosa construcción que deja, aún más si cabe, a Asia Central como el centro de lucha por el poder. Dicho de otra manera, en un futuro no muy lejano se podrá decir que todos los caminos conducen a Beijing, cambiando así la famosa frase histórica de que todos los caminos conducen a Roma.

Con la nueva ruta de la seda se nota que Europa es una de las prioridades estratégicas de China. Ya ha multiplicado sus operaciones en Grecia y gestiona buena parte del puerto El Pireo, esto es debido a que quiere convertir al país griego en su centro de actividad en el sur de Europa y en los Balcanes. Este proyecto es el símbolo del cambio geopolítico que dejará en centro del mapamundi a Asia.

En diciembre de 2014 se puso en marcha el primer tren que transportó aceite, vino y agua mineral desde Yiwu a Madrid. El tren tardó 21 días en recorrer la nueva ruta de la seda, y pasó por 8 países (China, Kazajistán, Rusia, Bielorrusia, Polonia, Alemania, Francia y España). El tren transportó cuarenta contenedores con un peso bruto de 1.400 toneladas.

Además esta nueva ruta de la seda no conecta solo a Europa con China sino que también enlaza al país asiático con África y los países de Oriente Medio.

La nueva ruta de la seda: trayecto

www.esglobal.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.