Estos 15 niños de entre 6 y 15 años se juegan la vida diariamente para llegar a la escuela. Son de la aldea de Autler, que está en la provincia de Sichuan. Para llegar al colegio estos niños chinos deben escalar una escarpada pared rocosa de 800 metros.

niños chinos

Fuente: www.elmundo.es

La historia que hoy os presentamos desde Españachina.es es de esas que llegan al corazón de los lectores. De la aldea de Autler salen cada día 15 niños chinos que ponen sus vidas en riesgo para poder dar sus clases y aprender las lecciones que se imparten en la escuela. Estos pequeños deben descender, mochila en ristre, una montaña de 800 metros de altura usando para ello una vieja escalera hecha de bambú.

Niños chinos

Fuente: www.mundotkm.com

Las instantáneas que se muestran de los niños chinos jugándose la vida fueron tomadas por el fotógrafo Chen Jie, quien trabaja para el diario Beijing News. Estas fotografías fueron reconocidas con el premio World Press Photo a principios de 2016.

Chen pasó tres días visitando la comunidad de Autler, reconoce que su primera sensación fue de estupefacción cuando observó que estos 15 niños chinos de entre 6 y 15 años tenían que llegar a la escuela jugándose sus vidas. “Es muy peligroso, tienes que ser 100% cauteloso” declaró el fotógrafo a The Guardian días más tarde. “Si tienes cualquier tipo de accidente caes directamente al abismo”.

Con estas fotos de los niños chinos el fotógrafo espera cambiar la dolorosa realidad a la que se enfrenta los habitantes de esta aldea.

Según el diario pequinés, la aldea se ubica en la cima de la montaña, sus casi 400 habitantes malviven del cultivo de pimientos y nueces. Apit Jiti, máxima autoridad de la aldea, comentó que la en la cima no hay el espacio suficiente para crear una escuela, por esto los niños chinos deben ir al centro que se encuentra montaña abajo.

La caminata a la que se enfrentan estos niños chinos es tan agotadora que los pequeños se ven forzados a permanecer internos, viendo a sus familias solo dos veces al mes.

niños chinos

Fuente: www.ideal.es

Otro de los habitantes de esta aldea declaró que la escalera por la que bajan estos niños chinos está hecha con madera y tiene más de 100 años. Cada vez que observan una escala podrida la cambian por otra nueva.

Fuente: www.elmundo.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *