Hace unos años poner un cartel en el exterior de tu inmueble bastaba para anunciar y conseguir vender una casa. Los tiempos han cambiado, vivimos en la era de la comunicación y en la mayoría de los casos estos anuncios pasan desapercibidos, es por ello que debes organizarte bien para planificar la venta.

¿Cuánto vale mi casa?

Es el punto más importante a la hora de vender tu casa, establecer el valor de el inmueble en el mercado.

Una opción es recurrir a un especialista, como una agencia inmobiliaria que determine su precio de venta. Si no quieres recurrir a los servicios de especialistas puedes tomar como referencia los precios de inmuebles en venta similares al tuyo en la misma zona.

Documentación

Te recomendamos revisar que toda la documentación, es mejor asegurarse de que todos los papeles están en orden. Puede que la casa sea una herencia y no se ha hecho la sucesión de bienes, o quizás las escrituras pueden contener errores como fallos en la descripción, ubicación, etc.

Gastos extras

Ten en cuenta que vender  una casa también te generará gastos, como los del papeleo por transacciones, el gasto de notario, abogado, valuadores y la carga fiscal derivada además de las posibles reparaciones en la casa que debas realizar.

Reparaciones

El estado y la imagen de tu inmueble son aspectos clave a la hora de que un comprador se decida por tu casa o por otra.

Valora la posibilidad de darle un toque nuevo a la vivienda para que sea más atractiva para el posible comprador, una gran cantidad de compradores buscan casas reformadas para no tener que hacer obras.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *