El sector de las energías renovables es donde las reciprocidades entre los países son mayores.

La cooperación entre España y China es parte de la historia de ambos países durante los últimos años, dando lugar a una relación bilateral que está propiciando interesantes oportunidades en el país asiático para empresas de España, y en nuestro país para empresas chinas. Es en los sectores tecnológicos, y muy especialmente en las energías renovables, donde esa reciprocidad es mayor, por lo que es la ocasión idónea para que empresas españolas entren en el mercado de china y viceversa.

Fuente: https://www.nature.com/articles/d41586-020-02464-5

La ambiciosa transición energética que ha puesto en marcha China para llegar a la descarbonización en el año 2060, junto con la apertura comercial del país, ayuda a que empresas españolas puedan entrar en el mercado chino.

Hay varios proyectos pioneros, como por ejemplo en eólica marina, con la compañía española EnerOcean, ganadora del Atlantic Project Award por un molino de viento con dos ejes en una plataforma flotante capaz de generar grandes capacidades eléctricas.

La cooperación también abarca la descontaminación del agua y el aire. Hay que destacar la colaboración con la Universidad de Córdoba, en el marco de la Chine Europe Water Plattform, está ayudando a modernizar técnicas de regadío para luchar contra la sequía en la zona norte del río Amarillo y liberar agua para uso urbano ante el problema de contaminación en acuíferos y aguas subterráneas.

El gobierno del país asiático ofrece a empresas participar en algunos proyectos enfocados al tratamiento de aguas, por lo que las empresas españolas del sector pueden tener aquí otra oportunidad.

Con respecto a la polución, China está apostando por los vehículos eléctricos, buscando una reducción considerable de las emisiones de gases de efecto invernadero. La cooperación ha llegado por parte de la asociación China EV100, que firmó un acuerdo con el Gobierno de España, ratificado por el Gobierno chino, y que sentó las bases para desarrollar iniciativas conjuntas en el ámbito del coche eléctrico y la movilidad del futuro, involucrando a empresas  de vehículos eléctricos como BYD, JAC, NIO y Guoxuan.

Por otra parte, España es un país atractivo para invertir en energías renovables, empresas destacadas como Huawei han invertido e importado su tecnología más innovadora en cuanto a energía fotovoltaica, además de otras empresas específicas del sector como Chint.

Huawei, con sus paneles solares se ha convertido en líder de la industria solar y referente de las energías verdes, tan codiciadas en un país como España que apuesta por ellas.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *